Rosa Díez no se anda con medias tintas. Eso ya lo habíamos visto. Pero hay en su tono de los últimos días desde sus mensajes en Twitter cierto ambiente de desolación.

La política retirada de la primera línea de fuego ha visto durante el presente mes de agosto, como el resto de españoles, cómo el coronavirus rebrotaba por todos los rincones de España sin una sola medida al respecto por parte del Gobierno. Ni Sánchez, ni Iglesias, ni Simón, ni Illa, sino todos ellos pensando en sus vacaciones.

Seguir leyendo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *